Buscar
  • Diana Lu Mena

La importancia de la marca en el desarrollo del negocio

Actualizado: 23 mar

Yo hablo a mis alumnos de la importancia de la marca en el desarrollo del negocio prácticamente en todas las clases. Para mi, la marca es el intangible más importante de la empresa. La marca es lo que queda en la mente de los consumidores cuando ya se han consumido los productos. La importancia de la marca está en dejar una huella indeleble en la cabeza de los clientes, una huella que sea inconfundible, una huella memorable, que permita volver a consumir una y otra vez los productos que vende gracias a la diferenciación que consigue con respecto a sus competidores. Y esto no lo digo yo, lo dicen expertos de la talla de Joan Costa o de Luis Bassat.

Vivimos en un mundo con una enorme oferta comercial de productos o servicios similares. Las personas nos enfrentamos cada día al dilema de qué producto comprar, que servicio elegir. Es el Sistema de Consumo.

Las personas toman decisiones de compra en función de una serie de elementos que tienen que ver con el producto en sí, con la imagen de ese producto, elementos que perciben a través de los sentidos. Pero eso solo es la mitad de los elementos que nos ayudan a tomar esa decisión. La otra mitad está en nuestra cabeza y la conforman aquellas creencias, opiniones y experiencias que hemos recibido o vivido y que, de alguna forma, tienen que ver con el producto que tenemos delante de los ojos. La importancia de la marca radica en su capacidad de sintetizar en elementos tangibles sentimientos y experiencias que son intangibles.




Los grandes retos de las pequeñas marcas si quieren sobrevivir

Pero antes de explicar la importancia de la marca en el desarrollo de los pequeños negocios, me gustaría que vieras cuáles son los retos de las pequeñas marcas para conseguir sobrevivir en un Mercado cada vez más complejo, en el que las grandes presionan, Internet no se sabe si es un aliado o el peor enemigo y la fidelidad de los clientes es un lujo. De verdad, te invito a que analices en tu negocio estos puntos y veas si puedes resolverlos.

Enfrentarse a un entorno cada vez más transparente

Las marcas tienen problemas con la transparencia, pero creo que esto es algo que afecta muy seriamente a todos los negocios, sean grandes o pequeños. Para mi uno de los grandes retos de las pequeñas marcas es que comprendan que los consumidores actuales hemos cambiado. Probablemente influidos por Internet, trasladamos los niveles de comunicación y de transparencia de las Redes Sociales al Mercado y exigimos de los pequeños negocios que sean sinceros.

Hasta ahora, las pequeñas marcas han intentado proteger su realidad del exterior para blindar y asegurar su negocio, pero en estos momentos hay más que ganar de lo que se puede perder. En un mundo tan expuesto como el actual, con miles de personas que están vinculadas a nosotros y que tienen la capacidad de comunicación que les proporciona Internet, esconder las debilidades nos hace vulnerables. Precisamente, cuando se trata de información y de comunicación, la información no es determinante cuando es conocida por todo el mundo.

Volcarnos en la experiencia del consumidor

Sin duda alguna, otro de los grandes retos de las pequeñas marcas es la necesidad de volcarse en la experiencia del consumidor. En un mundo hiperconectado en el que todo es competencia, la diferencia entre comprar bienes o servicios en un comercio u otro está en el valor añadido que puede ofrecer una marca.

Podemos comprar productos sin valor añadido en cualquier negocio, pero cuando encontramos una oferta verdaderamente diferenciada en un pequeño comercio no dudamos en comprar allí, pagar más por «el mismo producto» y fidelizarnos a la marca de forma casi definitiva. Los pequeños negocios tienen una segunda oportunidad si unen el poder de Internet con su capacidad de llegar a cada uno de nosotros.

No digo que todas las pequeñas marcas vayan a convertirse en Zara, digo que milles de pequeñas marcas siguen teniendo cabida en el Mercado a pesar de la feroz competencia que realizan las grandes superficies.

Recuperar la confianza

Para eso es necesario recuperar la confianza de los miles de clientes. El tercero de los grandes retos de las pequeñas marcas es recuperar la confianza de ellos mismos para poder recuperar la de sus clientes. Viven pensando constantemente en equipararse con los grandes en una batalla que interesa mucho más a los segundos que a los primeros.

Llevo muchos años discutiendo con tenderos, comerciantes y pequeños autónomos que intentan competir con los grandes con sus mismas armas: más tiempo, más producto, menos precio. Esa es una batalla perdida. Yo siempre les digo lo mismo, el éxito de tu negocio está en que entiendas que si como cliente quiero esa combinación iré siempre a la gran superficie; el éxito de tu negocio está en que comprendas que la combinación ganadora para tu negocio es menos tiempo, menos producto, más precio.

¿Y cómo se consigue eso?

Ofreciendo una oferta de valor añadido, volcada en la experiencia del consumidor y que recupere la confianza en las pequeñas marcas. Ahí no hay competencia con los grandes. Según un estudio, los españoles tienen una desconexión casi absoluta con las marcas. En este panorama, las pequeñas marcas tienen una oportunidad de volver a conectar con los clientes y recuperar el terreno perdido.


Copiado de https://www.puromarketing.com/3/32212/importancia-marca-desarrollo-negocio.html

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo